La red cloud ha venido para quedarse. La transformación digital no ha hecho más que empezar, este es un hecho ineludible que llevamos un tiempo escuchando por doquier.

En los últimos diez años, se han reducido las diferencias entre distintos sectores que tienen algo en común: la infraestructura digital que respalda todas las interacciones, transacciones y experiencias de las empresas con empleados, clientes y partners.

empresa digital

Las empresas deben innovar si no quieren desaparecer. Para seguir siendo competitivas, tienen que ser ágiles, responder con rapidez ante los cambios en las necesidades, y ofrecer rendimiento y seguridad en cada contacto.

Nada de esto se puede conseguir sin orientación estratégica y un equipo de TI que gestione una infraestructura como la red cloud con garantía de futuro.

 dispositivos digitales-base10

Mientras el equipo de TI se prepara para afrontar el futuro, cinco tendencias importantes deben orientar sus decisiones:

1. Las aplicaciones marcan el ritmo de la red cloud

Proporcionan experiencias dinámicas y completas que permiten a los usuarios trabajar, comprar y consumir información en cualquier momento y lugar. Han cambiado totalmente la relaciones entre las empresas y sus clientes. Como consecuencia, las organizaciones de TI necesitan un sistema fiable para distribuir, gestionar y proteger las aplicaciones en todos los entornos (de red cloud también) de forma ininterrumpida.

red cloud-virtualización-base10

2. La velocidad es primordial

No hay un piloto automático: las empresas que deseen avanzar y situarse a la vanguardia necesitan evaluar rápidamente la demanda, crear y distribuir soluciones en tiempo récord, y pisar a fondo el acelerador.

sd wan-base10

3. Las cargas de trabajo se transfieren cada vez más a la cloud

Antes las aplicaciones se limitaban a los centros de datos locales, pero ahora se están migrando a la cloud pública. Los motivos son fáciles de entender: empresas como Amazon, Microsoft y Google han facilitado el acceso rápido y asequible a recursos de TI ilimitados. Tan solo se necesita una tarjeta de crédito.

inteligencia artificial-base10

4. Más servicios en las sucursales

Para respaldar este crecimiento, los equipos de TI tendrán que mejorar la calidad de los servicios de aplicaciones y comunicaciones con una infraestructura fiable y segura, todo ello manteniendo bajo control los costes de gestión de la WAN.

Forrester-base10

5. El Internet de las cosas es una decisión importante

El Internet de las cosas (IdC) está en todas partes. Las empresas de todos los sectores analizan casos de uso y oportunidades para integrar la tecnología en electrodomésticos, vehículos, maquinaria industrial, etc. Cuanto mayor sea el número de objetos conectados, mayor será la distribución de datos y aplicaciones; y el departamento de TI deberá conectar, gestionar y proteger todo, a través de la red cloud garantizando la accesibilidad.

Gartner-Base10

Los cambios implican responsabilidad

Cada una de estas tendencias tiene implicaciones que le afectan directamente. A medida que tenga que afrontar volúmenes mayores de aplicaciones y datos, más distribuidos que nunca, su organización de TI se preguntará lo siguiente:
• ¿Cómo podemos garantizar la conectividad coherente de todos los componentes?
• ¿Cómo podemos protegerlo todo?

Veamos las respuestas.

La conectividad de red no es algo sencillo
La redes se pensaron para conectar los usuarios a las aplicaciones. Hasta ahora, la aplicaciones residían en centros de datos, donde era fácil encontrarlas porque estaban vinculadas a un sistema físico y apenas cambiaban de sitio. Una red basada en hardware era la opción lógica en este caso; y ha funcionado bien durante mucho tiempo.

Pero las aplicaciones han dejado de residir en un único lugar. Ahora se distribuyen y son efímeras, pasan de un servicio a otro en distintas ubicaciones de trabajo y acceden a datos que también residen en distintas ubicaciones a través de la red cloud.

La dinámica ha cambiado, pero la red no. El departamento de TI necesita una red coherente que no se limite al centro de datos tradicional.

¿Recuerdas el enorme cambio que está a punto de producir la tecnología IdC?

Ahora piensa en la complejidad de ese cambio y multiplícala exponencialmente. Cuando se necesita conectividad de forma generalizada en el centro de datos, la cloud y el perímetro, las cosas se complican rápido.

 

Las redes en un mundo hiperconectado e hiperdistribuido
Diseñar una red para un entorno en evolución exige un enfoque bien pensado y estratégico, que responda a tus necesidades actuales y esté preparado para la tecnología del futuro.

El software es fundamental

La red principal de su empresa debería basarse en el software. La empresa seguirá utilizando dispositivos de hardware para diferentes componentes de la red, pero el software le permitirá aprovechar al máximo la capa subyacente de alta velocidad. Una red creada en el software desvincula los servicios de red de la infraestructura, para que se puedan utilizar en cualquier lugar. El resultado: conectividad generalizada y gestión simplificada. La infraestructura debería ser programable. En el mundo digital, el enfoque de red no puede ser rígido. Las cosas cambian continuamente y es necesario adaptarse al cambio en todo momento. El diseño de la red debe dar prioridad a las API, con un grupo de API que se puedan conectar a una amplia variedad de aplicaciones. La red también debe ser programable, para poder responder a las tendencias del tráfico.

La configuración debe automatizarse. Cuando el liderazgo en el mercado depende de la velocidad, no puedes supeditarlo todo a una red que se configure manualmente. Es un proceso demasiado lento, aumenta la exposición a los riesgos y es propenso a errores que podrían provocar interrupciones. La automatización permite que la red se ejecute de forma autónoma, sin intervención del personal de TI.

seguridad-base10

La red que necesitas hoy

Una cosa está clara: a medida que la empresa digital evoluciona, la cloud, la sucursal y el perímetro necesitan un modelo de red distinto al tradicional. La estrategia de redes y seguridad adecuada para este nuevo entorno hiperconectado de TI, aplicaciones y dispositivos distribuidos debe ser unificada e integrada.

empresa digital-base10

Y debe diseñarse con arreglo a los principios fundamentales de la cloud y tener estas características:
• Basarse en software
• Centrarse en las aplicaciones
• Estar plenamente automatizada
• Ser flexible y escalable

La solución de VMware

La red de cloud virtual basada en la tecnología VMware NSX® adopta la visión de VMware para transformar las redes y la seguridad, y satisface todos los requisitos con creces. Se trata de una capa de software omnipresente que utiliza los principios de la cloud para garantizar la coherencia, al margen del hardware y los servicios subyacentes. Proporciona una conectividad coherente para usuarios, aplicaciones, empresas y datos, en cualquier lugar: desde el centro de datos a la cloud o el perímetro.

La red de cloud virtual permite conectar, proteger y utilizar una arquitectura integral que responde a las necesidades más rápido, distribuye las aplicaciones en menos tiempo y está más estrechamente ligada a los objetivos de la empresa.

En Base10 creemos en la virtualización de la red, y si es de la mano de VMware, el éxito está asegurado. Y tú, ¿te sumas a la red cloud virtual?